Fortalecer el acceso a la vivienda e impulsar la inversión de esta, incluso cuando vivimos momentos tan complicados como la pandemia, se vuelve una gran oportunidad en el segmento medio, donde la propuesta de subsidiar a las familias colombianas y brindar la facilidad de adquirir su casa o apartamento; a su vez  dinamiza el empleo, la economía e impulsa el desarrollo urbano formal del país.

El Gobierno Nacional con el Ministerio de Vivienda autorizó 100.000 subsidios de vivienda para  proyectos NO VIS que entre agosto y septiembre los colombianos podrán acceder como beneficio.

Sin embargo, luego de esta gran noticia surge la duda que todos los colombianos se hacen con respecto a la adquisición de este beneficio, ¿cómo puedo aplicar a este subsidio?

Para comenzar, primero debe cumplir con los estándares de cada banco o caja de compensación para adquirir el crédito hipotecario o un contrato de leasing habitacional (recodando que dentro de este beneficio tambien se acepta esta modalidad de contrato). Una vez sea aceptado, puede pedir ayuda del Gobierno Nacional que para durante el  año presente, se fije en $438.901 mensuales.

En consecuencia, si la cuota de su vivienda quedara pactada en $1.000.000 de pesos mensuales y le aplicamos el subsidio de $438.901, este benefio se debería reflejar con un pago de $561.098 pesos mensuales.

La cobertura podrá aplicarse para la adquisición de viviendas dentro de los siguientes rangos de precios en Bogotá: La vivienda parte de una base de 131,6 millones de pesos y va hasta 438,9 millones de pesos.

También hay que tener en cuenta que este beneficio por parte de Ministerio de Vivienda  solo aplica para vivienda nueva y el Gobierno Nacional estudia si puede aplicar a quienes ya tienen un subsidio de vivienda.

Por otra parte el Conpes (Consejo de Política Económica y Social) recuerda que el programa otorgará 20.000 coberturas en 2020, 40.000 en 2021 y 40.000 para el año 2022.

Finalizando, queda establecido que el programa de créditos de vivienda NO VIS destinará recursos por $3,9 billones entre 2020 y 2022, que tendrán coberturas de vigencias futuras, tal y como lo ha mencionado el Ministerio de Hacienda.